miércoles, 10 de abril de 2013

Los 27. El 1.



Hola y buenas a todos. Quería escribir este blog el viernes pasado (5 de abril) que coincidía con mi 27º cumpleaños pero decidí esperar, primero hasta el lunes pasado y luego hasta hoy. Ahora entenderéis el porqué.

El jueves pasado me realizaron un TAC y un análisis de sangre para controlar como estaba. Fui al hospital de Terrassa y primero pasé a saludar a las enfermeras del hospital de día y aprovechar para explicar que la operación había ido bien y que me encontraba perfectamente. También les pedí un favor y gracias a ellas hice un 3 en 1: El jueves me tenían que hacer la analítica (pinchazo en el brazo), un TAC (pinchazo en la mano para inyectar el desagradable líquido de contraste) y limpiar el porth a cath con heparina (es  un Power Port Slim  por donde me suministraban la quimio y se tiene que limpiar cada 3 meses). Por el porth a cath pueden sacarme sangre y además los nuevos también pueden ser utilizados para poner el líquido de contraste, así que les pregunté si me lo podían hacer todo por el porth a cath y que fuera útil para algo :) . Y así fue. Casualmente, un día antes, el 3 de Abril, hacía un año que me habían puesto el porth a cath.

Este es un port a cath como el que llevo yo, si un dia me acuerdo le haré una foto. Se nota un bulto.
Y esta es la posición donde se encuentra.

Bueno, el viernes 5 fue mi cumpleaños, y fue muy bien. Pero fue un cumpleaños diferentes, en realidad ya no sé que fecha tomar como la más importante de mi vida...¿Cuando nací?, ¿Cuando me detectaron el cáncer? ¿Cuándo me operaron? ¿Cuando empecé la quimio? ¿Cuando la terminé?, ¿Cuando me cerraron la ileostomía? Es una elección difícil, en serio. Lo que si es verdad es que ya no estaba tan nerviosa como antes, estaba contenta, claro está, de poder celebrarlo con la familia por la noche (con las amigas queda pendiente para el fin de semana que viene :P), pero no podía evitar pensar en que el lunes tenía visita con la oncóloga (ésta vez me visitó Aleidys Pisa, porque Jordi Alfaro está de baja) y que me tenía que dar los resultados del TAC y la analítica. Bueno, creo que lo que he aprendido a hacer es tratar de ser feliz todos los días independientemente de que sean cumpleaños, fiestas, navidades... Lo que puedo asegurar es que este día no fue tan feliz como el día (creo que era 5 de octubre, o quizás el 1) en que Jordi me dijo que iba todo bien y que estaba curada (aunque claro está, tengo que continuar con los controles cada 3 meses). Creo que ningún día va a superarlo. Ni ningún regalo. Nada, las sensaciones que tuve por dentro en cuanto me dijo "ya está" después de tanta lucha, paciencia, miedo e inexperiencia creo que van a ser irrepetibles.




Durante el fin de semana estuve haciendo cositas con fimo de las que voy a poner fotos a continuación, esto me ayudó a desconectar y a evitar pensar "el lunes tienes visita, el lunes tienes visita"...es relajante y me lo paso muy bien. Bueno el lunes fui a ver a Francesc Aguilar, mi cirujano, y luego fui a la consulta de la Dra. Pisa, que es la misma que utiliza Jordi. Nos tuvimos que esperar más de 1 hora, pero valió la pena. Me dijo que todo estaba normal.





Y hoy, de aquí viene el 1 del titular. Hoy hace un año que empecé la quimio. Por eso he querido esperarme a hoy para subir esta entrada. Aquí podéis leer la entrada sobre mi primer ciclo de quimio. Por cierto, creo que no me acordé de ponerlo en el blog anterior pero a principios de marzo volví a notar totalmente los pies y los dedos...es el efecto secundario que más ha durado (empezó a finales de junio si no me equivoco, cuando llevaba unos 5 ciclos de quimio).

Nuestro menú


Por cierto, dije que haría un blog para explicar como era mi vida sin el Sr. Bulton. Pues va muy bien. Noto los cambios en la alimentación (ya no bebo leche con colacao por las mañanas, lo he substituido por leche de almendras, no como tanto queso, pico menos veces, si tengo que comer algo peligroso lo hago en menores cantidades...). Básicamente mi dieta es pasta y pollo. Añadiendo tomates cherries, olivas, algo de chocolate, galletas (a ser posible caseras), golosinas, patatas fritas de bolsa - sin sabores extraños -, pan, arroz, alguna pizza...). Y va bien, he vuelto a mi peso normal, el de siempre. Ni tan delgada como cuando salí del hospital después de la primera operación ni tan gorda como cuando me pusieron las últimas quimios. Por cierto, a partir de mañana ya puedo hacer deporte, excepto abdominales que tendrán que esperar aún otro mes y medio.

Un beso, y este fin de semana todos a animar a Baldo en Motorland Aragón :P

Fotos de la primera semana santa de Bongo en Italia, en la playa de Pesaro



Su primer baño :)

Volviendo para SQV









No hay comentarios:

Publicar un comentario