martes, 26 de mayo de 2015

La novena quimio, una nueva barrera




Hola a todos! Antes de explicar cómo fue la novena quimio prefiero daros el resultado del TAC que me hicieron hace una semana, justo antes de marchar a Imola… Superada la novena quimio Jordi decidió hacerme un TAC para ver cómo estaba yendo el tratamiento…yo creía que me lo habría hecho antes porque básicamente si después de nueve quimios no había funcionado lo mataba directamente xD. Gracias a la ayuda de Ramón Menal ya no lo paso tan mal ya sea durante el TAC que la interminable espera de los resultados. En realidad no pensé casi nunca, conscientemente, aunque mi inconsciente sabía que era un día importante. No sé porque (o quizás sí que lo sé) estaba casi convencida de que los tumores se habían reducido y de que la quimio estaba haciendo su efecto.

---hola te queremossss. sol y agus--- esto me lo escribieron Sol y Agustina en la sala de prensa así que lo voy a dejar muoooooo mis chicas!!! ---

El lunes a las 11.20 tenía visita con Jordi, estuve esperando en la sala durante unos 20 minutitos, al principio estaba nerviosa pero luego llegaron, durante unos instantes, los malditos pensamientos internos: “Núria tranquila todo saldrá bien…Pero Núria y si….? Para para no puede ser…pero y si???? Que pasará?” Entonces empecé a verlo todo blanco y le dije a Alex: “Alex, no lo consigo, me estoy autoestresando y me estoy a punto de desmayar”. Por suerte esos angelitos que siempre me acompañan me ayudaron y me calmé. Entré a la consulta, y pregunté a Jordi: ¿Cómo estoy? Y me contestó “muy bien” y después le dije “¿Pero el TAC ha salido bien? Y la respuesta fue positiva.


Ese día tenía la intención de decir que no quería hacer más quimio, necesitaba un descanso. No es por la quimio en sí, pero por todo lo que conlleva y el estrés que genera el estar pensando mañana tal cosa en el hospital, después esto, después tres días con la mochilita, y dejar de hacer lo que desearías porque sabes que durante unos días estás anulada, y te imaginas lo que te gustaría a hacer pero no puedes porque tienes que comenzar otra vez desde zero, y aunque tengo que admitir que hasta ahora la recuperación es muy rápida, no deja de ser un período de horas que piensas: “joder que pase ya”. Después de hablarlo con Jordi e de incluso llorar, no quería volver a perderme otro verano pasando quimios así que he decidido sacrificarme hasta julio para poder intentar disfrutar de un verano libre de quimio, ya que el verano pasado fue un rollo. Tengo muchas ganas de ir a la playa, de estar en Italia y de poder llegar a un momento de decir…OSTRAS! Este mes no tengo que ir al hospital, de no tener que decir, mierda la semana que viene vuelve a tocar quimio. 



¿Sabéis que es lo difícil? Estar bien sabiendo que dentro de unos días volverás a estar mal. Cuando coges una gripe, pongamos un ejemplo, bueno, pues no sabes cuándo te va a llegar, pero que es…¿una semana al año, y luego te olvidas? ¿Pero a que estáis tranquilos hasta que no empezáis a tener síntomas, sin pensar en que no os vais a enfermar? Pues yo sé cuándo voy a estar mal, está programado, pero te llega de golpe, y no poco a poco. Te llega de golpe y sabes que te volverá a llegar en diez días, y que volverá a volver pasados otros 10 días y se repite y se repite la historia. El 30 de Junio llegaré a un año así. ¿Os lo imagináis? Pues no, no os lo podéis imaginar. Porque además, vives con la incertidumbre de decir, ¿y en la próxima…que me pasará? ¿Y si se vuelven a repetir las llagas? ¿Y las náuseas? ¿Y tal? ¿Y tal? Me gustaría ser capaz de no pensar en ello y por mucho que trabaje me es imposible. A veces, bueno a veces no, siempre, pasada la quimio me digo: “Núria, ¿lo ves? ¿Para que te has preocupado tanto? No era necesario! Pero te preocupas porque, no se dentro de mi pienso, preocúpate así si llega ya estás prepada, no te sobrevalores, Núria. Si si, tengo diálogos internos…Soy más fuerte de lo que creo, mucho más. No es que sea presumida pero la verdad es que me sorprendo día a día, voy creciendo y aprendiendo cosas que quizás no sea capaz de explicar, sensaciones indescriptibles que posiblemente poca gente sea capaz de apreciar y que yo soy incapaz de explicarlas. Pero esas cosas quedan dentro de mi cerebro y me ayudan a seguir adelante, son pequeños momentos, pequeños detalles que yo aprecio mucho, por tonterías que os puedan parecer a vosotros. Y sí, estoy orgullosa de mí. 



Puedo reconocer que estoy en un momento en que lloraría por cada cosa, pero no es por tristeza, bueno, no lo sé. Quizás lloro porque crezco y valoro cada cosa que hago, que recibo de vosotros, que tengo, cada momentito me hace feliz. Y eso me hace llorar, porque a pesar de todo, consigo ser feliz, puedo decir que a pesar de todo esto, estoy en el momento más feliz de mi vida, es muy contradictorio pero no me puedo quejar de nada, todo me va bien, me siento querida, disfruto. Si, si…no estoy loca, pero a pesar de todo ello soy feliz. Y si lloro es porque veo lo feliz que yo puedo llegar a ser con toda la mierda que estoy sufriendo, y gente que no tiene nada está amargada sin disfrutar de su salud. Es que no cambiaría mi vida por la de nadie y eso es gracias a vosotros que me hacéis sentir así de bien, así de querida, que me ayudáis a encontrar fuerzas de un pozo sin fondo, porque no tiene fondo, cuando creo que ya he llegado al fondo se abren nuevos caminos que me llenan de felicidad y provocan esa sonrisa que procuro no evitar nunca, independientemente de lo preocupada que pueda estar.


Ostras, si que me he desviado de la novena quimio… A ver…novena quimio novena quimio…Fue más difícil la preparación, o sea los días antes de afrontarla, que la quimio en sí. El máximo de quimios seguidas que había hecho eran 8 y superar esa barrera suponía algo incógnito para mí. Puede pareceros una tontería, lo sé, pero claro…te dices…¿Hasta cuándo vas a aguantar? Tenía miedo ¿escénico? Jejej pero que tonta que llego a ser a veces! Total tenía miedo porque era algo que no había hecho, desconocido, esa incertidumbre de no saber lo que te va a pasar que explicaba antes. Pero bueno por suerte la quimio en si fue bien, pasé los días con la mochilita bastante bien, comí bien y creo que fue todo bastante bien. 

Me sacaron la bomba y dentro de mí me llené de orgullo y felicidad, lo había conseguido. El viernes era fiesta pero no recuerdo bien lo que hicimos..mmm…boh! Creo que fuimos a pasear por la serra dels Galliners con los perros…o quizás fue el sábado? Uhm….No sé. También recuerdo que con Alex hicimos una paella. El viernes quedamos con Iván y María por Sant Andreu y luego nos fuimos a una rueda de energía que hacían en casa de Ramón, fue una experiencia increíble. El sábado tuvimos la horrible idea de ir a la Maquinista, estaba lleno de gente era horrible. Estar en sitios con mucha gente me estresa, lo odio. Así que fuimos directos al Sephora donde me compré maquillaje de Bare Minerals. Estoy preparando una entrada de blog sobre cosmética donde ya os hablaré de ellos. Bueno, cogimos eso y nos fuimos. Antes de ir a la Maquinista preparamos una masa de pizza con harina integral de centeno bio y cuando volvimos ya estaba lista. Invitamos a Alda a cenar. A mi me gustó mucho. Al dia siguiente nos levantamos y fuimos al campo del Espanyol. Pocas veces he ido al estadio esta temporada pero ese partido valía la pena porque jugaban contra el Rayo Vallecano y en ese equipo es donde juega mi jugador de fútbol preferido, Raúl. Estuvimos al lado del banquillo del Rayo y teníamos todo el sol encima, a mi no me puede dar el sol así que cogí mi pañuelo y me tapé la cara y los brazos para evitar quemarme y evitar así una bronca de Jordi. Bueno después del partido Raúl me regaló su camiseta : ))))))))) que feliz me hizo jiji también pude hablar con él unos instantes.


La camiseta de Raúl Baena <3

yummy pizza casera con harina de espelta integral


Al salir del campo llamé a Patricia y nos encontramos con su familia, me dijo que dentro de poco le entregarían a Apolo, un dálmata que ha adoptado. Son adorables…¡que os voy a decir! El lunes y el martes fueron días de duro trabajo jejeje y por fin el miércoles cogimos un vuelo hacía Bolonia y luego nos fuimos hasta Imola donde Alex tenía la quinta carrera de la temporada. El miércoles fuimos a cenar con Cochi, Sol, Manzotin, Lorenzo y Mattia. Yummy, comí una pizza buenissima con mozzarella de buffala ahumada y lo mejor de todo en muy buena compañía. El jueves volvimos a la pizzería con el equipo y el viernes repetí con Cochi, Celia, Sol, Lorena, Maria, Mattia y otros de la clínica mobile. Alex se quedó en el circuito.

Con Cochi y Sol

Celia y Sol


Los entrenamientos fueron muy bien y logró la sexta posición en parrilla, no hablaré de porque lo descualificaron y lo hicieron salir noveno porque paso de volverme a cabrear mientras lo explico, para mi no tiene ningún sentido y el fonde está en un amargado, celoso, que debería preocuparse de sus problemas. Total para mí las cosas se consiguen en pista y no con las normas. En la carrera no fueron muy bien las cosas, ya en el warm up la moto no le funcionó. En la carrera se quedó parado y estaba último con mucha distancia, pero mucha, del penúltimo. Le bastaron pocas vueltas para llegar a él, estaba yo super emocionada cada vez que lo veía pasar veía como en una vuelta había recuperado margen y adelantado a unos cuantos pilotos. Rodaba con los mismos tiempos que el que quedó quinto, llego al grupito del 11º y los iba a superar en nada pero PUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUM la moto dejó de funcionar. Para muchos podrá parecer un mal fin de semana pero para mi fue increíble, no solo porque fue rapidísimo en todos los entrenos sino porque en carrera, a pesar de estar tan destacado, luchó (de quién habrá aprendido???) y llego a remontar hasta la 13ª o 12ª posición. Y ahí va my evil side…WTF! Que coño hacen ciertos pilotos? Como puede remontar tanto en tan poco tiempo? Ayyyy mi Baldo <3. En Imola estuve con mis amigas y tuve la oportunidad de conocer a Stela, la novia de Federico. Fuah si el sábado estaba yo cabreada por lo de la penalización, imaginaros cuando vi caer a Federico mientras iba primero y después del carrerón que había realizado. En fin, suerte que Lorenzo salvó las cosas las mierdas carreras de Stock600 y de Supersport ganando la carrera de Stock1000.

Con Agustina en la parrilla de Imola

Con Stela :)

Federico y Stela

Con Cochi

Con Cochi y Alex

Y nada, luego hicimos las maletas y nos fuimos al aeropuerto de Bolonia y para casita. Y nada, lunes analítica, visita con Jordi, y por la tarde aproveché y por fin, después de 11 meses y medio sin hacer deporte (si por deporte se entiende algo más que caminar – ATENCIÓN QUE EN EL CIRCUITO DE IMOLA SÍ QUE ES UN DEPORTE CAMINAR- y subir montañas) bueno pues volví a correr, para empezar hice 25 minutos porque como hoy tenía quimio no quería abusar y deshidratarme…jejejej Reto superado. Y ahora, pues aquí estoy, a puntito de terminar las horitas de quimio en el hospital.

De izq a derecha: Yo, Sol, Sara, Agustina y Sofia

Con Alex en parrilla

Extractor de zumos hurom, welcome!



Alda





Por fin volví a correr


Sus quiero :*

Nai

1 comentario:

  1. Nuria, què gran eres!!! Perdona si no paso por aquí tanto como me gustaría; el curso me está resultando muy... digamos "espeso" y ahora que llega el tramo final no doy abasto. Me alegra leerte tan fuerte y tan feliz contra viento y marea. Saber de ti y de tu día a día me ayuda a colocar cada cosa de la mía un poco más en su sitio y a no dar importancia a lo que, en realidad, no la tiene tanto. Ánimo. Julio, tu merecido descanso y las vacaciones ya no quedan lejos. Besotes.

    ResponderEliminar