viernes, 17 de noviembre de 2017

Las recetas de Nai: Sopa de lentejas rojas al estilo marroquí



Uno de los platos veganos del restaurante marroquí era una sopa de lentejas rojas (morocan lentil soup). Estaba deliciosa. Hasta el momento siempre había utilizado las lentejas rojas para hacer Maasor dal (aquí tienes mi receta) o hamburguesas de verduras, pero la combinación de las lentejas con el mix de especias marroquí me encantó así que tuve que repetirlo en casa, básicamente es añadir a las lentejas semillas molidas de comino y de cilantro.

Ingredientes:
-Una taza de lentejas rojas (las puse en remojo unas 4 horas con alga Kombu).
-Dos tazas de agua
- Una cebolla morada cortada a media luna
- 3 ajos laminados
- 1 zanahoria cortada como veréis en la foto
- Hojas de cilantro fresco
- 2 cucharaditas de semillas de comino molidas
- 2 cucharaditas de semillas de cilantro molidas
- Cúrcuma y pimienta negra al gusto.
- Sal rosa del Himalaya (opcional, añadirla cuando las lentejas ya estén cocinadas y continuar cociendo durante al menos 10 minutos).


Primero, cortar la cebolla, el ajo y la zanahoria.


Añadir la cebolla y el ajo a la olla.


Cuando se dore, añadir la zanahoria y un poquito de agua. Cocinar durante unos 8-10min a fuego lento y con tapa.





Añadir la cúrcuma y la pimienta negra.  Mezclar.


Añadir las lentejas e ir mezclando para que cojan el sabor del sofrito.




Añadir el agua y llevar a ebullición. Cuando rompa a hervir, bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocinar hasta que las lentejas estén hechas y casi no quede caldo. Si queréis, podéis añadir la sal y cocinar durante 10 min más.


Limpiar las hojas de cilantro y añadirlas a las lentejas. Mezclar y apagar el fuego. 
Podéis exprimir un chorrito de limón por encima de las lentejas, quedará perfecto :)



<3 NAI <3

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Las recetas de Nai: Okras con cebolla




Hola!!!

¿Como estáis? Por fin he vuelto a encontrar okras (los compro en Fruites i Verdures el Mas de Sant Quirze del Vallès. Esta vez no hice los bhindi masala (okras en salsa masala) porque quise "imitar" un plato que me sirvieron en el restaurante One Damasca de Qatar. Si me seguís habréis visto que sufrí una deshidratación (típico en mí por lo visto...) y la noche antes que me hidrataran con sueros en el centro médico del circuito de Losail no me entraba nada, me costaba respirar, hablar, caminar y tenía muchas náuseas. En el camino entre el circuito de Losail y el Souq Waqif (en Doha, unos 20-30minutos) lo pasé muy mal y estuve a punto de vomitar, pero conseguí no hacerlo (hubiera sido un desastre...estando ya deshidratada y encima perder más líquidos vomitando...). Llegué al One Damasca y me estiré en los sofás alrededor de la mesa. Cochi había pedido unos okra para compartir y yo no los podía ni ver. Después de descansar durante unos minutos, comí un okra. Lo había conseguido, había conseguido comer algo, aunque con mucho esfuerzo pues no podía ni oír hablar de comida...Total que me pedí una ración de okras para mí. Los que servían en ese restaurante tenían mucho más aceite y más ajo, yo reduje la cantidad...Aquí os dejo mi versión :P

En el centro médico del circuito de Losail, gracias a la Clínica Mobile, a Mónica y a todos los que me atendieron y me curaron <3

Antes de pasar a la receta os voy a contar unas cuantas cosas sobre los okra, unos vegetales originarios de África. Los okra tienen un gran poder antioxidante y mineralizante. Ayudan a desintoxicar el cuerpo gracias a la fibra mucílago y la pectina que contienen, son antinflamatorios y anticancerígenos. Su fibra soluble ayuda a moderar la velocidad en el que el azúcar se procesa en el tracto intestinal por lo que va bien para los diabéticos y también para las personas con cáncer. Recomendado también para las personas que tienen el colon irritable, colitis y úlceras de estómago, gastritis o estreñimiento.

Ingredientes:
- Una cebolla morada cortada a medias lunas
- Dos o tres ajos laminados
- Un trocito de raíz de jengibre troceada.
- Unos 20 okras
- Aceite de oliva virgen extra
- Quizás os sea necesario añadir un poquito de agua.


En una paella añadir el aceite de oliva, el jengibre y el ajo.


Cuando esté un poco doradito, añadir la cebolla y cocer hasta que se ablande. Podéis añadir un poco de sal marina o sal rosa del himalaya.


Cuando la cebolla esté pochada, añadir los okras. Yo los añadí enteros pero también los podéis cortar a rodanchas. 


Ir mezlando hasta que los okra estén hechos y ¡Bon profit!





viernes, 10 de noviembre de 2017

Las recetas de Nai: Sopa de miso con noodles de calabacín (zoodles) y pimientos



Hola!
Los espaguetis de calabacín o zoodles son uno de los platos más rápidos y practicos que preparo. Normalmente me los hago con salsa pesto con distintas variantes, improvisando con lo que tengo disponible en el jardín y la cocina. Pero ahora empieza a hacer frío y pensé en hacer una versión más invernal y hogareña. ¡Y esto es lo que salió!

Acababa de llegar de Qatar así que tampoco tenía muchas verduras en casa (incluso me había terminado todas las zanahorias en el zumo de la mañana!) así que le pedí a mi madre que me dejara pimientos y con eso hice la sopa de noodles de calabacín. La próxima vez añadiré champiñones, zanahorias y judías verdes...a ver qué tal sale :-)

Ingredientes:
-1 calabacín cortado en forma de espaguetis (yo utilizo un cortador en espiral).
-1 cebolla cortada a medias lunas y luego las medias lunas cortadas por la mitad.
-1 pimiento verde cortado al gusto.
-3/4 pimiento rojo cortado al gusto.
-5 hojas de acelgas rojas (totalmente opcional, las puse porque las tengo en el jardín).
-1 lámina de raíz de jengibre cortada a cuadraditos pequeños.
-Agua (la suficiente para la cantidad que queráis.
-Dos puñados de almendras crudas.
-1 cucharada de miso (el que prefiráis) por cada plato que tengáis.
-Aceite de oliva virgen extra.
-Cúrcuma y pimienta negra.




En una olla añadir el aceite de oliva. Cuando se haya calentado, añadir los trocitos de jengibre y luego la cebolla. Todo a fuego lento.




Cuando esté dorada, añadir los pimientos y cocinar hasta que se ablanden, unos 5-10 minutos, podéis subir un poquito el fuego. Añadir la cúrcuma y la pimienta e ir moviendo.




Añadir el agua y subir el fuego hasta que rompa a hervir.



Entonces cortaremos las acelgas rojas (opcionales) con las tijeras a tiras finitas y las pondremos en la olla. Añadir también las almendras.




Volveremos a bajar el fuego al mínimo y dejaremos que se siga haciendo todo (mientras, aprovecho para preparar ensalada, por ejemplo). Coger el plato o bol y servir la sopa. Añadir una cuchara sopera (no demasiado abundante) de pasta de miso y mover hasta que se deshaga.



Añadir al caldo los espaguetis de calabacín que habíamos cortado previamente con nuestra mandolina para hacer espirales. Si no la tenéis, en los supermercados suelen vender espaguetis de calabacín ya preparados.




Espero que disfrutéis de esta receta, y ya os digo, zanahoria, broccoli, coliflor, judías verdes, champiñones...pueden quedar geniales :) ya iré haciendo más variantes.



¡BON PROFIT!

Nai

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Las recetas de Nai: Paté de alubias blancas y miso



Os dejo esta receta muy simple y rápida. Yo he optado por cocinar las alubias blancas pero si lo preferís podéis comprarlas ya hechas y tendréis el paté listo en cuestión de minutos.

Ingredientes:
-400 gramos de alubias blancas hervidas.
-3 cucharadas de miso.
-1 ajo.
-Un poco de cúrcuma y pimienta negra.
-Pimentón rojo para decorar.

Si cómo yo prefieres cocinar las alubias, ponlas en remojo toda la noche con agua buena y unos trozos de alga kombu. Pon más del doble de agua que de alubias porque van a crecer mucho y es importante que estén en remojo en todo momento.

En una olla, colocar las alubias escurridas y el alga kombu, además, podéis añadir más alga kombu. Rellenar la olla de agua hasta unos dos dedos por encima de las alubias, no van a crecer mucho más por lo que será suficiente. Poner el fuego alto hasta que hierva y "saque" la espuma. Con una cuchara grande, quitar la espuma. Bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocinar a fuego lento hasta que las alubias estén hechas (al menos una hora, dependerá del tipo de alubia blanca). Separar 400gr y reservar.

Ya tenemos los 400gr aproximados de alubias hervidas, ya sean de pote o cocinadas por nosotros mismos. Ponerlas todas en el bol del minipimer.



Añadir 3 cucharadas de miso, un ajo pelado, una cucharadita de cúrcuma y un poco de pimienta negra. Triturar todo con el minipimer hasta conseguir textura de paté. Por cierto, yo puse entre los ingredientes el alga kombu del remojo y de la cocción.



Podéis acompañarlo con crudités, torradas integrales, picatostes...

Os encantará! Intentarlo, es muy fácil y rápido.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Charla-Tastet Vegano en la Masia de Can Feliu, Sant Quirze



El pasado jueves 26 de Octubre hice mi primera charla-tastet vegano en Sant Quirze del Vallès. La Asociación de Dones Per Sant Quirze contactó conmigo para que hablara de los beneficios que había obtenido a través de un cambio de alimentación y de estilo de vida y como estos han influido, como casi todas las lectoras y los lectores de este blog ya sabéis, en mi pronóstico de vida.
Ya he realizado algunas charlas o conferencias aquí en Barcelona y en Italia, pero esta era más especial porque se celebraba en mi pueblo de toda la vida y me hacía muchísima ilusión porque también asistieron algunos familiares, amigos y conocidos. En total creo que eran unas 43 personas y me gustaría dar las gracias a Dones per Sant Quirze y a todos los asistentes por hacer posible este acto.



Está claro que mi objetivo no es el de cambiar la alimentación de los demás ni de imponer mis ideas a los otros, pero veo la necesidad de explicarlo a la gente para que lo tengan presente y puedan tomar decisiones a la hora de servir los platos a la mesa. Simplemente informar e intentar iluminar con mi experiencia a los que estén dispuestos a cambiar. Como a mí me iluminaron otras personas, yo también creo que puedo sembrar semillas.

Empecé la charla haciendo un breve resumen de mi caso clínico, haciendo hincapié en el hecho que la primera vez que tuve cáncer sí que cambié mi manera de ver la vida y de apreciarla, pero no fue hasta que escuché la frase “tienes metástasis” que realicé un cambio de alimentación radical y también un cambio de estilo de vida. No me voy a alargar mucho porque si habéis leído mi blog ya sabéis de que va todo porque desde la primera entrada os he explicado detalladamente mi día a día con la enfermedad y todo lo que ella comporta, y hay fotos de lo que comía y de lo que como ahora que hablan por sí solas. Así que si no lo habéis hecho, os invito a leer mi blog jeje.

Di bastante importancia en que ser vegano no necesariamente significa comer bien, pues puedes ser vegano a base de pan, pasta, bebidas refrescantes… Es muy importante llevar una dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes (tanto micronutrientes como macronutrientes) necesarios para nuestro organismo y ello lo conseguiremos incluyendo una gran variedad de verduras y hortalizas (¡DE TODOS LOS COLORES! Tenemos que comernos cada día el arcoíris), cereales integrales, legumbres, algas, alimentos fermentados, semillas, frutos secos… Y naturalmente, evitar los alimentos procesados, la sal añadida, los azúcares añadidos y las grasas. Y bueno aunque ya se entiende diciendo dieta vegana, evitar cualquier alimento que contenga proteína animal, ya sea carne, embutidos, pescados o productos procedentes de los animales (lácteos, huevos…) Invité a todos a leer las etiquetas (la letra pequeña) de los alimentos que compran, incluso si son ecológicos, evitando cualquier tipo de azúcares añadidos, conservantes, E-, ácido cítrico y cualquier nombre raro que no sepáis identificar (aquí estoy resumiendo eh!).

Tras una serie de preguntas, pasamos al sorteo de un lote de productos ecológicos de la tienda Biocopy’s, un lote de frutas y verduras de Fruites i verdures El Mas, el último libro de Odile Fernández Mi Revolución Anticáncer dedicado por la autora, y tres vales, uno del Centre de Teràpies Manuals de Sant Quirze, uno de la peluquería Kbells de Sabadell y el último del restaurante Kombu de Sant Cugat. 





Por cierto, la mano inocente del sorteo fue Òscar, el asistente más joven de la charla (11 años). Lo conozco desde los 3 años porque empecé a hacerle clases de inglés y  él ha vivido desde su perspectiva toda mi enfermedad. Un día a la semana comemos juntos y él siempre está interesado en probar todo lo que llevo en mis tuppers, y a mí me encanta ver que le gusta y que muestra interés por la cocina saludable. Le pregunté cuál era su opinión sobre lo que comemos y dijo una cosa muy sensata, algo como: “Creo que no nos gustan las verduras porque en el colegio están asquerosas pero cuando me las hace en casa mi madre están mucho mejor y me gustan.”. Yo de pequeña odiaba las verduras y las hortalizas, detestaba esas ensaladas de lechuga iceberg y zanahoria rallada llenas de vinagre y sal que servían en mi colegio, sobre todo cuando acompañaban el pescado y la ensalada cogía su gusto, o esas verduras súper hervidas que carecían de sabor, sosas y detestables. Creo que solo tenemos que aprenderlas a cocinar bien, y todo cambia, pues a Òscar, por ejemplo, le encanta el bróquil cocinado correctamente y le encantó todo lo que había en el tastet, así que no podemos utilizar como excusa para no cocinar saludablemente “a mis hijos no les gusta” ;P
Después de la charla, el restaurante Kombu de Sant Cugat nos preparó un catering vegano delicioso. Nos dirigimos a otra sala donde todos los asistentes pudieron degustar la cocina vegana y darse cuenta de que va mucho más allá de unas simples hojas de lechuga. Esto era para mí una de las cosas más importantes de la charla, la parte del tastet, para que pudieran saborear distintos sabores exquisitos y así se abrieran sus puertas a la creatividad para intentar hacer platos veganos en sus cocinas. El menú consistía en un dúo de patés veganos, uno era hummus y el otro paté de col lombarda, todos ellos acompañados de crackers y crudités. Después una ensalada de pasta de lentejas rojas con sojanesa y verduras deliciosa. Continuamos con judía verde acompañada de una salsa vinagreta de espagueti de mar (un alga) y un toque de curry. El plato principal era estofado de seitán con setas y de postres tuvimos unas trufitas de cacao y algarroba. Para beber, te kukicha.










Espero que la charla ayudara a ser conscientes de la importancia de una alimentación saludable para gozar de una óptima salud e intentar evitar la aparición de enfermedades crónicas desgraciadamente tan presentes en nuestra sociedad actual.

Antes de terminar esta entrada y dejaros más fotos del evento, agradecer nuevamente a Dones per Sant Quirze, todos los comercios que participaron en el sorteo y todos los asistentes que hayan hecho realidad este sueño: el de poder realizar una “conferencia” en mi pueblo.

Link al artículo de diarisantquirze.cat


Gràcies <3












<3 NAI <3