miércoles, 30 de diciembre de 2015

Las recetas de Nai: Pasta fresca de harina integral de espelta con relleno vegano de calabaza (Cappelletti in brodo)




Hacía tiempo que no comía pasta (se habla de meses) y si me refiero a pasta fresca se exactamente cuando fue la última vez que la comí: el 5 de abril del 2015, coincidiendo con mi cumpleaños, la madre de Alex nos preparó ravioli vegetarianos. En aquel entonces estaba en el proceso de intentar dejar de comer queso, pero ahora ya lo he dejado por completo. Además, a partir de verano reduje la cantidad de huevos que consumía, básicamente los eliminé de la dieta, y en ocasiones contadas he comido solo los de nuestras gallinas que viven en libertad - en un terreno más grande que una casa jeje - y sé lo que comen. Resumiendo, en los últimos 6 meses habré comido 3 huevos :).

La balda es una experta haciendo pasta fresca, pero para navidad no podía liarla así que preferí no hacer el nuevo experimento sin huevos, al ser la primera vez que hacíamos pasta con harina de espelta integral y no sabíamos lo que nos esperaba. Total, que utilizamos dos huevos de las gallinas nuestras y agua, no sé la cantidad porque la balda lo puso a ojo, pero la fuimos añadiendo poco a poco y ella iba tocando para ver si la textura era la indicada para amasar o no.

El relleno también fue un experimento, veréis que es de calabaza y es completamente vegano. Pues eso, ahora os dejo con la receta y espero actualizar este post antes del 10 de enero para explicaros como ha ido el intento de hacer pasta fresca con harina integral y sin huevo.

Ingredientes para 6 platos de cappelletti in brodo:


Para la pasta fresca, que podéis utilizar para cualquier otro tipo de pasta:

  • 230gr harina integral de espelta bio
  • dos huevos
  • agua

Para el relleno:
  • 200gr de calabaza
  • harina de garbanzos
  • romero
  • vino blanco (sé que no es saludable, pero era navidad XD)
  • AOVE
  • dos ajos

Para el caldo (brodo) - pongo los ingredientes, otro día ya haré la receta del caldo - :
  • 6 shiitakes bio
  • 3 patatas bio
  • 2 cebollas bio
  • 12 clavos enganchados en una cebolla
  • 3 tomates maduros bio
  • 3 ramas de apio bio 
  • 3 zanahorias bio
  • cúrcuma y pimienta negra

Primero de todo se hace el relleno. Se calienta el aceite y se añaden los dos ajos cortados. Cuando empieza a dorarse, se añade la calabaza y el romero.

Cuando empieza a ablandarse le añadimos el vino. Si aún no está lo suficientemente blando, le añadimos agua poco a poco, sin pasarnos.  

Teóricamente se tiene que hacer con una batidora pero la de la Balda está estropeada así que me tocó trabajar más, si tenéis la batidora tenéis que triturar la calabaza e ir añadiendo harina de garbando hasta conseguir la consistencia deseada - que no es la que se muestra en las fotos-.

Una vez tenemos el relleno toca el momento de hacer la masa. Hacemos como una pirámide con la harina y un agujero en el medio, como si se tratara del cráter de un volcán. Colocamos los dos huevos en el cráter y los batimos con cuidado. Luego, vamos añadiendo la harina de la pirámide hasta conseguir una masa homogénea. Si hace falta añadimos más agua para unir todo, o si es demasiado líquido, añadimos más agua. Luego empezamos a amasar hasta conseguir una capa fina y entonces ya podemos hacer lo que queramos: canalones, raviolis, tagliatelle... Yo opté por hacer cappelletti porque me gustan mucho y la madre de Alex había preparado para los demás. Supongo que en youtube encontraréis tutoriales de cómo hacer las diferentes cosas una vez tengáis la pasta fresca, yo solo quería daros la receta para tener una pasta fresca completamente integral, y me comprometo a hacer la versión vegana en breve :) 





Estaban muy buenos :)

Nai <3 

No hay comentarios:

Publicar un comentario