jueves, 17 de marzo de 2016

Cuando cada vez te exiges más y descubres que no puedes tenerlo todo bajo control


Bebiendo la riquisima agua de coco en Buriram Castle


Hola a todos,

Estoy en Tailandia y la verdad es que estoy pasando un momento difícil a nivel tanto emocional como nutricional. Todo iba perfecto por las ciudades donde habíamos estado: Chiang Rai, Chiang Mai, Bangkok…pero las cosas cambiaron cuando llegamos a Buriram.

Al contrario de lo que había leído en un blog de alguien vegano que estuvo pasando unos meses por esta ciudad tailandesa, alabándola por una buena oferta vegetariana, vegana y orgánica…no sé yo en qué Buriram estuvo pero no parece ser el mismo en el que me encuentro yo. Está claro que mis exigencias no son solo veganas, las cosas se complican mucho más cuando, dejando por imposible el tema orgánico, te centras en encontrar platos veganos sin harina refinada, sin arroz blanco, sin azúcar. Sí, porque desconozco si las salsas que utilizan llevan azúcar o no. Pero todas las que he mirado en el supermercado llevaban, así que ahora las ensaladas, lo único que como con total tranquilidad, ya os explicaré porque, las tomo sin ningún tipo de aliño, con un poco de suerte, con el zumo de alguna lima. 
Este batido era una de las especialidades de Barrab, en Chiang Mai. Los únicos ingredientes eran fruta de la pasión, mango, miel y hielo. 

Pedí un batido de frutas, aunque sé que no debería abusar de ellas visto la situación era la mejor opción, y les dije NO SUGAR PLEASE NO SUGAR, me dijeron yes yes. Total que al final añadieron azúcar delante de mí!!! -.-, se lo terminó bebiendo Alex pero como habiá pedido extra de jengibre (yummy) no pudo con él y se lo bebió Patricio jeje. Probamos con un restaurante japonés, tenían una ensalada con aguacate, muy buena, por cierto, y también pedí setas. Llegaron como semifritas…el día anterior no había cenado así que no tuve otra opción. No me las terminé, claro. Por la noche fuimos a un restaurante indio que parecía tener 3 tipos de ensaladas. Pedimos la buenísima papaya salad, not spicy…LOS HUEVOS! Tuve hipo durante media hora, y resonaba en todo el restaurante y por eso decidí salirme unos instantes. La ensalada llevaba una salsa que fijo que contenía azúcar así que pedimos una ensalada sin salsa y sin chili. La trajeron sin salsa pero con chili…me la comí, aunque no la pude terminar…Porque ya no me notaba ni la boca ni los labios, las lágrimas me caían y también un poco de moquillo xD. Volví a pedir una papaya salad, not spicy no sauce. Total, vino not spicy pero con salsa…

Típica papaya salad en Barrab, Chiang Rai

Así que me fui a otro sitio que había visto una ensalada de atún y salsa de sésamo. Total fui y con el google translator (no tuna no sauce no me lo entendieron) les dije que no me lo pusieran. Lo conseguí! Al día siguiente volvimos a ese sitio a por una ensalada para comer, y para cenar fuimos a un restaurante italiano llamado Roma Pizza Restaurant. No soy amante de los restaurantes italianos porque se basan en pasta, pizza o carne, pero almenos  el cocinero habla italiano y podría pedirle algo apto para mí. Desgraciadamente estaba muy ocupado porque trabaja sin ningún tipo de ayuda, así que solo podía acceder a su mujer. Le dije que platos veganos tenía, sin pasta ni pizza, y me dio la opción de siempre: ensalada. Le expliqué que por la mañana había hablado con él y me había dicho que podía hacerme algo pero me dijo ella que estaba muy ocupado. Me decepcioné mucho. Vi que sacaban espaguetis con tomate así que aparte de la ensalada le pedí salsa de tomate. Creo que la hace él mismo porque no parece para nada comprada, estaba muy rica…y pedí 4 boles más jeje. Luego como tenía tanta hambre acumulada y con este calor lo paso fatal, decidí pedir arroz blanco para añadir la salsa de tomate y otra ensalada. En casa como muchas verduras y con una ensalada no tengo ni para empezar…

Le pedimos si podía traernos la comida hoy al circuito (sí, acabo de comerla :) ) y le pregunté si me podía traer verduras salteadas con tomate y más salsa de tomate. Me dijo que sí. Le expliqué que no era tiquismiquis por placer, sino que lo era por necesidad, por salud. Hoy nos han traído la comida y estaba riquísima. A continuación os voy a mostrar una foto. Por fin, después de 8 días puedo decir que me siento satisfecha: sin miedos a salsas con edulcorantes ni azúcares, ni aceites raros. Espero que esta noche pueda cocinarme lo mismo. Aquí en la sala de prensa dan comida y he cogido una ensalada, además, fuera, hay como caterings, no sé si puedo coger o no, pero he cogido una taza llena de tomates cherry, así que… ¡objetivo cumplido! :).

El "catering" del Roma Pizza Buriram al circuito Chang

En la sala de prensa un dia pillé ensalada XD

El arroz y el tofu no me los comí, pero los shiitake, el jengribre y el chili fue bien acogido en mi estómago

El desayuno del hotel tiene muy poca opción para mí, no voy a decir vegana o vegetariana, porque si comes harina blanca, arroz blanco o azúcares tienes más. Hay un bol con diferentes tipos de hierbas que ellos mismos cultivan en sus campos, las probé todas y mi preferida es la menta. Naturalmente nadie va a por las hierbas así que tengo todas las que quiero. También tienen huevos de sus gallinas criadas en libertad y te los hacen al momento, así que, a pesar de que no me gustaría comerlos (por salud y ética) es la mejor opción que tengo. En casa no como pero aquí no tengo ninguna otra alternativa, si no me mareo. Los hacen con…mantequilla…y yo el primer día les puse en el google translate que era vegetariana, si podían utilizar aceite de oliva, y así hicieron. El huevo te lo abren allí así que estoy segura de que no le ponen nada raro ejeje. Las chicas ya me conocen así que cuando me ven ya van a por el aceite de oliva. También tienen pan de molde integral…espero…es que es o eso, o desmayarme, y no creo que sea bueno arriesgarme por aquí. Mañana sabiendo que voy a tener una comida decente, no creo que vaya a por el huevo. Mi elección de comer huevo fue también porque aquí aún no he encontrado legumbres para obtener proteínas y la clara de huevo contiene suficientes. Dentro de una semana tengo una analítica y me gustaría que saliera bien, y no perder todo lo bien que he estado comiendo durante un mes y tres semanas por culpa de esta semana. Creo que las proteínas son necesarias para el buen funcionamiento de los órganos y no sé si con solo las que me ofrecen las pastillas de alga espirulina y chlorella es suficiente. Además con el calor que hace aquí y el tiempo que pasan entre hotel y hotel fuera de la nevera, tampoco se si mantendrán la misma calidad.
Me descuidaba, el primer día en Buriram fuimos a un…japonés o algo parecido. Les dije que era vegana y me prepararon makis veganos –claro, lo del arroz blanco no lo pude explicar-, también habían setas. Te lo hervías tu misma en… ¿agua? O eso espero porque tenía un color blanco que no sabía cómo explicar el motivo… Bueno, lo intentaré ignorar.  


En nuestro hotel, y debajo tenemos las hierbas nyam


Pitahaya o Dragon Fruit
Mi desayuno se completaba con agua de coco

Por suerte en Bangkok, Chiang Rai y Chiang Mai las cosas fueron mejor. En Bangkok fuimos al Mango, donde ya estuvimos el año pasado y es delicioso. Me pusieron una ensalada súper completa y… ¡enorme! Pero me la terminé. En Chiang Rai fuimos al Barrab y a la mujer le explicamos que yo era vegana y Alex vegetariano y nos atendió súper bien, explicándonos los platos posibles, de donde eran típicos, recomendaciones…Muy muy bien. En Chiang Mai fuimos a cenar al Concept Salad, perfecto todo: ensalada buenísima, sopa de tomate y albahaca y zumos hechos con extractora y no licuadora. No se podía pedir más. Para comer nos fuimos a un restaurante vegano y vegetariano situado en un templo budista. Estaba lleno de monjes, y es que la perfección de la religión budista a nivel nutricional es ser vegetariano o vegano.


"Pequeña" ensalada en Mango, Bangkok

Esto tambiéne era en Mango

Tom Yum Soup vegana...dios si pica!

Aquí ya no notaba nada jejeje anestesia total!
Cuando a los restaurantes no vegetarianos/veganos les explicas que necesitas ese tipo de comida, te atienden muy bien, con muchos detalles, conociendo la diferencia entre vegetariano y vegano y sobre todo con mucho respeto, y no como si fueras un bicho raro, un toca cojones o alguien que es vegetariano o vegano porque ahora la gente dice  que está de moda. Odio, odio cuando dicen que está de moda ser vegetariano, vegano o las cosas orgánicas. No es una moda, es un estilo de vida, una filosofía, consciente con  el medio ambiente, con ética, con compasión por los pobres animales que viven en condiciones horribles, algunos sin ver la luz del sol en toda su vida, transportados de manera horrible hacia el destino todavía más que no pueden cambiar, por el simple hecho de satisfacer al paladar de los carnívoros. A nosotros nos preocupa lo que comemos 
 y tenemos muy presente el “somos lo que comemos”. Si ellos están contentos y pueden vivir con la consciencia tranquila tras comerse un cuerpo asesinado y nacido para ser torturado, allá ellos, pero que no nos critiquen como si fuéramos ovejitas que seguimos una moda, ya que las ovejitas que siguen una dictadura son ellos, nosotros somos los…como decirlo…iluminados. Y siento mucho si esto va a ofender a algunos lectores, pero es que no entiendo como puede ser tan difícil encontrar platos sin carne o pescado. Solo os pido que cada dos veces que vayáis a comer carne, una renunciéis. Si todo el mundo hiciera eso, matarían la mitad de animales. ¿Os dais cuenta? Intentarlo…se puede vivir sin carne. No seáis de esos que piensa que sin carne no se come ¿ok? Y si no es por ética…por salud… 
Otra especialidad del norte de tailandia

A lo que iba, todo esto sobre la dieta, y totalmente contradictorio a lo que expliqué en el último post sobre los zumos verdes, viene porque para estar bien y tranquila emocionalmente tengo que seguir y controlar todo lo que como. Cómo ya sabéis si voy a restaurantes, cuando estoy en Sant Quirze, solo voy al Vita Viridis porque sé que los productos que utilizan son de calidad. Sé que hay más vegetarianos pero de ecológicos no he encontrado más, y menos, así tan ricos. Es totalmente paradójico comprar todos los productos alimentarios biológicos con la pasta que nos dejamos (aquí tengo que dar las gracias también a mis padres y los regalos que vamos recibiendo de nuestros familiares por hacer posible y más fácil nuestra alimentación) y luego ir a comer fuera a un restaurante productos de inferior calidad y pagarlos el doble o triple de lo que nos cuestan en casa.
El otro día, mirando artículos y demás, descubrí que existía un tipo de anorexia llamada anorexia nerviosa. Bien, si yo no estoy anoréxica ni mucho menos, porque como y mucho y tampoco sufro anorexia nerviosa, sí que en ocasiones, cuando no sé lo que como, me pasa, preferiría no comer si no veo el símbolo vegano, orgánico o leo la etiqueta del producto. Esto es lo que me ha pasado durante estos tres días en Buriram (y cuando estoy fuera de casa), y si no hubiera sido porque notaba que me cansaba al caminar y al levantarme, hubiera rechazado huevos y otras cosas que no debería haber comido. Quizás leer ese artículo sobre la anorexia nerviosa me fue bien. Las personas que sufren esa enfermedad rechazan la comida porque cree que les va a hacer mal. REPITO QUE NO TIENE NADA QUE VER CONMIGO porque yo ni tengo trastornos ni síntomas, simplemente lo estoy adaptando a la situación vivida estos días ya que me recuerda a mi cuando no estoy en casa o no controlo lo que como, cuando, por ejemplo, estoy aquí en Tailandia y no sé qué llevan las salsas. 
He llegado a un punto que veo la comida como vida o muerte. Hay alimentos que los veo como muerte, al principio eran algunos pero cada vez son más y más. No sé si tengo un problema, para la sociedad en la que vivimos seguro que si, pero he visto que trae sus beneficios en mi cuerpo. No es fácil vivir con tantas paranoias, pero es que no lo puedo evitar. Si algo no sé seguro que es vegetariano/vegano, que no contiene nada de alimentos refinados y azucares añadidos, si está procesado…lo rechazo. Lo siento pero no lo puedo evitar. 

En el restaurante nos decían que comíamos mucho...ehehehe Barrab Chiang Rai

Antes he hablado de nivel emocional, y nutrición. Pues eso si yo no consigo dominar mi nutrición soy inestable emocionalmente, no sé si alguien puede aconsejarme y decirme como sentirme tranquila si no sé lo que estoy comiendo. Esta entrada no estaba premeditada, simplemente hechos que han ido pasando aquí en Buriram, y ayer les comenté a mis amigas (Sol, Sara, Agustina y Celia) que no estaba bien, no estaba tranquila porque no comía como quería y me estaba estresando porque dentro de 6 días tengo un TAC. Los TAC me los hacen cada dos meses, llevaba mes y medio comiendo súper bien y ahora aquí, en estos pocos días, se me ha desmontado todo. El lunes llegamos a Barcelona y tengo 4 días para desintoxicarme a base de zumos verdes y vegetales crudos…y mis queridas umeboshi!!! A atacar a saco la bestia!!! Nada, quizás esta entrada haya sido un desahogo. Siento el rollo que os he sacado. Os quiero. 

Gracias a todos los que me soportáis así como soy. Ahora me voy para el box que empieza la Superpole2 en breve y tengo que apoyar a Baldo! No prometo cuando subiré esta entrada…depende de lo que tarde en subir las fotos jeje. Por cierto en Australia hice el videoblog que me pidió Sol y ya os contaré como fueron las cosas, y de Tailandia ya os haré una entrada también hablando de nuestra ruta Bangkok-Chiang Rai-Chiang Mai, que fue muy bonita. Aquí simplemente os he hablado de la alimentación. Os dejo con una citación del libro que estoy leyendo y me motivó a escribir este blog:
En el libro Poder Anticáncer de Juan Serrano (Ed. Paidós)


“Así, la cuerda que representa la salud mental y emocional no está siempre tensa, por lo contrario tiende a destensarse una y otra vez, a modo de avances y retrocesos. Pasamos de estar sanos emocional y mentalmente a estarlo menos, pero lo que cuenta es cómo nos vamos adaptando a nuestra realidad y nos superamos como personas. La diferencia es que las personas con buena salud emocional tienen una gran capacidad para recuperarse de la adversidad, se caracterizan por su facultad para afrontar contratiempos diarios, es decir, por su resiliencia”

Encotré estas chips de broccoli en el aeropuerto de Bangkok ( Don Mueang, o como se escriba)
Raiz de flor de loto

La mía ya vuelve a estar tensa.

Nai

7 comentarios:

  1. Hola Núria!
    Me encanta leer tus posts porque me motivan a comer mejor por salud aunque soy un poco carnivóra. Entiendo lo que te pasa con la comida. Ahora ya me gusta casi todo pero cuándo algo no me gusta se me cierra el estómago y da igual que esté muriendóme de hambre. Supongo que si crees que te hace mal te pasa lo mismo.
    Recuerdos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!!! Prefería no comer antes de comer algo que no me convencía. Por pequeño que te parezca cada paso que tomes para mejorar tu alimentación tu cuerpo te lo agradecerá como si fuera un salto enorme, así lo será para él. Y es que yo cada día encuentro como mejorarlo, aunque me parezca a veces que no lo sea. Lo de cerrarse el estómago me pasa, pero tengo igualmente hambre...es una sensación extraña de explicar.

      Espero que te vaya todo muy bien Marta y gracias por escribir-me adoro los comentarios :)

      Eliminar
  2. Hola, Núria. Creo que te comprendo bastante bien. No sé si somos lo que comemos, pero sí sé que nuestra salud depende en buena parte tanto de aquello que comemos como de las emociones que sentimos. De ahí que tu preocupación sea lógica. Es fácil dar consejos, no lo pretendo, pero como tú dices hay cosas que no dependen ya de nosotros y no las podemos controlar y, en ese momento, creo que hay que intentar aceptarlas y relajarse. Como dice en alguna parte Miguel Ruiz (he visto en no sé qué foto que tienes su libro "Los cuatro acuerdos") hay que hacer TODO lo que uno pueda, pero no más... Disculpa si comento poco; voy bastante a tope tanto en el trabajo como en casa... Pero te envío un abrazo enorme y mis mejores deseos. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sharita! Si tengo el libro aún lo tengo que empezar heeheheh y eso que no paro de leer :) con esa citación me entran siempre más ganas de empezar el libro. Muchas gracias por tu comentario y por tu opinión me ayuda mucho :)

    ResponderEliminar
  4. La raíz de flor de loto es tripofobica total.

    ResponderEliminar
  5. La raíz de flor de loto es tripofobica total.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisi la primera vez que la comí aún sufría de tripofobia y daba mucha cosa... He encontrado semillas de flor de loto para comer nyam nyam a ver si mañana las compro!

      Eliminar