jueves, 24 de agosto de 2017

Las recetas de Nai: Caviar de alga hijiki


Hola a todos!
A principios de verano fui al Ristovegan de Cattolica, mi restaurante preferido de Italia. Las algas son algo que me cuesta mucho de comer a pesar de conocer todos sus beneficios para nuestra salud. He intentado incorporarlas a mi dieta pero la verdad es que me cuesta mucho. Lo único que consigo comer a diario son las pastillas de alga espirulina. En el menú del Ristovegan (lo cambian a diario según los ingredientes que tengan) había un entrante de caviar de alga hijiki, así que lo pedí. ¡Estaba buenísimo! Y yo estaba muy feliz porque conseguía comer algas. Fui varias veces y siempre comía las tostaditas con caviar y un día le dije a Bárbara si podía comprarle bastante cantidad así tener en casa e ir comiendo.

El caviar de Barbara, en Ristovegan Cattolica.


Y así fue, un día me preparó caviar para llevar. Cogí 100gr. Le pregunté cuanto aguantaba en la nevera y me dijo que una semana. No sé por qué temía tanto cuando “caducaba”, pues cuando lo puse en la nevera no quedaba casi nada. Me lo había comido todo por el camino… :)

En su restaurante, Barbara también tiene productos a la venta y entre ellos tiene algas hijiki deshidratadas (50gr valen 9€). Así que le dije que intentaría hacerlo yo, pues en Italia estoy solo hasta septiembre y necesito comer también cuando estoy en Barcelona . Ella me dijo los ingredientes que llevaba y me dijo como cocinarlas. Hice el intento de hacerlo y la verdad es que quedó delicioso. Por fin, después de tantos intentos fallidos, pude comer algas cocinadas… ¡por mí!

Aquí os dejo la receta, aunque la verdad es que lo hago un poco a ojo. Yo soy muy amante del ajo y utilizo un ajo entero, pero podéis utilizar menos. Adaptar todos los ingredientes a vuestro gusto.

Antes de daros la receta os voy a hablar un poco del alga hijiki, que de momento es mi preferida junto al cochayuyo (que no he encontrado en Italia). El alga hijiki que yo he comprado es importada de Japón y es de las algas más sabrosas que encontramos en el mercado. Es un alimento muy remineralizante, recomendable para las personas que realizan deporte. Si tenéis anemia esta alga os ayudará ya que posee una gran cantidad de hierro y vitamina B. También tiene fósforo que ayuda al buen funcionamiento de la memoria. Contiene mucha provitamina A (betacarotenos). Como ya os dije en la receta de uno de los zumos hace unos días hablando sobre las zanahorias, la provitamina A ayuda al buen mantenimiento de la piel y la vista. El alga hijiki fortalece los huesos y los dientes y además previene la caída del cabello.

Justo al descubrir la alga hijiki en el restaurante Ristovegan, estaba leyendo el libro de Michael Greger Comer para no morir, donde el autor, al hablar de las algas, dice que la hijiki contiene mucho arsénico así que no tenemos que abusar de ella y recomienda limitar su consumo. ¡Jo! Pero bueno no obstante yo me iré haciendo de vez en cuando puedo ir comiendo un poquito, pues con poca cantidad de algas ingerimos muchos minerales y nutrientes.

El consumo de algas está indicado a las personas con hipotiroidismo gracias a su alto contenido en yodo. Por lo tanto, las personas con hipertiroidismo deberían limitar o evitar su ingesta.

Ingredientes:
-5gr de algas hijiki deshidratadas
-Dos cucharadas de salsa tamari
-Agua para deshidratar las algas y para cocerlas.
-El zumo de medio limón.
-Un ajo cortado a trozos muy pequeños
-Perejil al gusto troceado finamente (yo utilicé las hojas de 5 ramitas)
-Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Poner 5 gramos de alga hijiki en una taza y añadir agua hasta rellenar ¾ de la taza. Dejar que el alga se hidrate durante media hora. Tirar el agua utilizada durante el proceso de hidratación. Veréis que las algas han aumentado considerablemente su tamaño.

En una olla o sartén poner las algas hidratadas. Añadir agua hasta cubrir todas las algas y verter también las dos cucharadas de salsa tamari. Hervir a fuego lento e ir mezclando hasta que evapore el agua (20-30 minutos).


Dejar enfriar las algas.
Cortar a trocitos muy muy pequeños las algas. Ponerlas en un vaso. Añadir el zumo de medio limón, el AOVE (aceite de oliva virgen extra), el ajo y el perejil. Mezclar. Ya tenéis el caviar.




Conservar en un pote con cierre hermético en la nevera. Es mejor si dejáis reposar el caviar de alga hijiki unas horas antes de servirlo para que el alga adquiera todos los sabores de los distintos ingredientes.


Por cierto, una vez hervida con la salsa tamari, el alga me gusta y la podéis añadir tal cual a vuestros cereales y ensaladas para darle un toque de mar. 

Os encantará!

Nai <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario