viernes, 25 de agosto de 2017

Las recetas de Nai: Kanten de Piña (agar agar, sin gluten)



Otra receta de algas. ¡Si! Y pasa totalmente desapercibida. Siempre me han encantado las gelatinas, solía comprar esas “chungas” a las que le añades agua, las hierves, y ya está. Hasta que me di cuenta que la gelatina no era vegana y además tenía muchos azúcares y edulcorantes. Aún recuerdo la primera vez que estuve ingresada en el Hospital de Terrassa, en febrero del 2012, y quería que fuera la noche para que me trajeran mi gelatina…ñaaaaam… justo antes de irme a dormir.

Como en verano es muy fácil deshidratarme, pues del 2012 al 2014 tomaba gelatinas (yogures no comía porque evitaba los lácteos: ya sabéis que no tengo nada de colon y evitaba siempre tomar leche, queso... Bueno…hace dos veranos compré agar-agar en una tienda bio de Italia. Era en polvo y valía unos 8 euros (todavía tiene el precio jiji). Resulta que también venden agar-agar en tiras o copos y es mejor que el que he utilizado, pues el agar-agar en polvo deja un sabor extraño (o eso dicen, yo no lo noto, no sé si serán las ganas de comer gelatina…). Bueno, os aconsejo comprar el de copos o tiras aunque yo primero terminaré este. Si compráis copos o tiras, mirar cómo se tienen que hacer. Creo que debes hidratarlas durante unos 15 antes de ponerlas a hervir 10 minutos, pero nunca lo he hecho así que no sé.

Desde que lo compré, hace dos años, utilizar el agar-agar era mi asignatura pendiente. Muchas veces compro cosas y por miedo de liarla las dejo aparcadas, pensando en que lo tengo que hacer pero ignorándolo a la vez. Y nada, ayer decidí lanzarme.

Tenía una piña y me estaba haciendo mi zumo con la hurom (de zanahoria, piña y remolacha). Decidí dejar algo más de media piña para intentar hacer el Kanten o agar-agar, o para entendernos mejor, la gelatina vegana. Limpié la hurom, la volví a montar y realicé 500ml de extracto de piña. Miré las proporciones que decía el potecito y seguí las indicaciones. En poco tiempo tenía la gelatina hecha. Pues cuaja muy muy rápido.

Ayer subí la receta de caviar de algas y os hablé del alga hijiki. Hoy, os hablaré un poco del agar-agar y todo seguido os explicaré como hice el kanten. Yo utilicé zumo de piña hecho por mí, pero también podéis utilizar alguno comprado aunque no lo recomiendo porque no es tan natural y posiblemente lleve azúcares añadidos o esté hecho a partir de un concentrado.. Ah! Y podéis utilizar el extracto de fruta que más os guste! No hace falta que sea de piña y seguro que estará buenísimo.

Las algas agar-agar son ricas en yodo y oligoelementos. El nombre agar-agar procede del malayo y es el que hemos adoptado en nuestro país aunque los japoneses conocen como Kanten. Esta alga roja (aunque a nosotros nos llega transparente) tiene propiedades depurativas y laxantes y ayuda a eliminar residuos del estómago y el intestino. Es baja en calorías, facilita la disolución del colesterol y es saciante.

Por cierto, Kanten en japonés quiere decir “cielo frío”.

Ingredientes (me salieron 5 gelatinas como la de la foto):

-500ml de zumo de piña (yo lo hice con la hurom)
-5gr de agar-agar
-Sirope de agave u otro endulzante (yo no lo utilicé porque no estoy acostumbrada a cosas dulces, pero si vosotros soléis utilizar endulzante, mejor que le pongáis un poquito. Creo que una cucharada será suficiente).
-agua para diluir y hervir los polvos de agar agar.

Para realizar el Kanten:

Primero realizar el zumo de piña y reservar.

Pesar los 5gr de agar-agar en polvo (si utilizáis en copos o tiras, mirar las cantidades que se necesitan, no sé si son las mismas, el del polvo es un gramo cada 100ml de líquido). Si utilizáis copos o tiras leer las indicaciones del envase, pero creo que se tiene que hervir durante 10 minutos después de haberlo hidratado.

Coger una taza, poner el agar agar con agua y mezclar hasta que se disuelva bien, sin grumos.

En una olla pequeñita, verter el agar agar y calentar durante unos 5 minutos a fuego lento, hasta que empiece a hervir. Apagar el fuego. Verter el zumo de piña a la olla y remover bien.


Coger los moldes donde vais a poner la gelatina (yo utilicé tazas de café, se despega sin problemas) y verter el zumo de piña mezclado con el agar agar. Poner en la nevera. Tarda poco en solidificar y está puuuuffff buenísimo!!!

Os va a gustar!



Nai <3

No hay comentarios:

Publicar un comentario