jueves, 19 de julio de 2018

Las recetas de Nai: Tempura de flor de calabacín



¡Hola! ¿Qué tal estáis?

Yo muy activa jeje llevo ya tres días seguidos publicando recetas :)

Ayer compré una piscinita pequeña para Bongo y Kiro y vi a mi vecino. Le di las gracias por la lechuga y las judías verdes que nos dio de su jardín (tiene un huerto maravilloso) y me preguntó si comía flores de calabacín. Le dije que sí y me dio unas cuantas.

Antes de pasar mi primer verano en Italia (en 2003) desconocía que se comían las flores del calabacín. De hecho, desconocía que el calabacín tenía flores, pues no recuerdo que en el sistema de educación que tenemos lo consideren importante (el tema huerto, alimentos y tal...). Total que la madre de Alex las hacía rebozadas. También hacía rodajas de calabacín rebozadas. Últimamente hacía las de su huerto pero yo no comía porque utilizaba huevos y harina no integral, así que para mí no lo encontraba adecuado.

Pero ayer intenté hacerlo sin huevo y con harina integral y quedó delicioso y es por ello que voy a compartir la receta. No estoy acostumbrada a comer fritos ni rebozados, si os soy sincera no recuerdo la última vez, pero creo que ya han pasado incluso años (¿desde que me quitaron el colon en 2012? Quizás habré comido fritos en 5 ocasiones), me sentaban muy mal pero se me antojaron estas flores de calabacín y os aseguro que en ningún momento me resultaron pesadas o dificultaron mi digestión.


Voy a la receta:



Ingredientes:

- Flores de calabacín (el pistilo se come, pero quitamos el pedúnculo o rabillo)
- 1/2 taza de harina de espelta integral
- Agua con gas
-  1 cucharadita de cúrcuma y un poco de pimienta negra
- Sal
-Aceite de oliva virgen extra

1. Mezclamos la harina integral con agua con gas fresca, vamos añadiendo poco a poco. Añadimos la cúrcuma, la pimienta y la sal. Mezclamos.

2. Cuando tengamos la consistencia deseada, dejamos reposar la mezcla en la nevera.

3. Mientras, aprovechamos para lavar bien las flores y cortamos el pedúnculo o rabillo. Las secamos muy bien con papel de cocina.


4. Cogemos la mezcla para el rebozado de la nevera, mezclamos y miramos si tenemos que añadir más harina (en mi caso fue necesario). Vertemos la mezcla en un bol y empezamos a impregnar las flores de la mezcla.


5. En una olla pequeñita (así utilizamos menos aceite de oliva) hemos calentado previamente el aceite. Cuando está bien caliente (para comprobar podemos echar una gotita de la mezcla y ver si se fríe), ponemos con cuidado las flores, yo las ponía de dos en dos o máximo tres si eran pequeñas. Damos la vuelta para que se doren bien.


6. Una vez hechas las colocamos en papel de cocina con cuidado, para que absorba el aceite sobrante. Comerlas rápidamente sin dejar que se enfríen rápidamente, estarán más crujientes.


Espero que os guste :)

Gracias Paco y Fina por las flores tan ricas :)



Nai







No hay comentarios:

Publicar un comentario