domingo, 27 de enero de 2019

Los consejos de Nai: Aceites esenciales Pranarom para difusores



¡Hola!

Hace tiempo que quiero escribir esta entrada y creo que ahora es el mejor momento para hacerlo. Ya hace más de un año que hago el siguiente "ritual" que os voy a explicar, pero como siempre, prefiero testarlo durante mucho tiempo para ver si realmente me gusta o no, porque claro, al principio todo lo nuevo sorprende, pero lo difícil es que perdure en el tiempo.

Hace unos cuatro años Alex compró un difusor en el que ponía agua y lo encendía toda la noche en nuestra habitación para humidificar el ambiente. Me explicó que también se podían comprar aceites esenciales y añadirlos con el agua para que desprendiera el aroma por toda la habitación. Yo estaba en un momento en que no quería nada de tóxicos así que le dije, mira, si no son de calidad, dudo que los aceites esenciales sean fiables, así que prefiero solo agua.

Continúo igual de radical con el tema tóxicos, pero hace dos años (si no me equivoco) fui a una jornada que realizó la Asociación de Oncología Integrativa en Barcelona. Allí, una trabajadora de Pranarom nos explicó como los aceites esenciales nos pueden ayudar a través de los distintos sentidos, y habló de la aromaterapia y de los difusores. Al llegar a casa, se lo expliqué a Alex y él me recordó que teníamos el difusor.

Así, fui a comprar a la farmacia algún aceite para difusor. El que más me resonó fue el de Meditación y olores sagrados, ya sea por la olor que por el nombre. Lleva aceites naranja dulce, lima, incienso, bergamota, canela de Ceylán, elemí y nardo el Himalaya.

Después me compré otra mezcla, la Immuno'Plus, una fragancia de pino para reforzar las defensas naturales del organismo. La mezcla lleva aceites de pino marítimo, naranja dulce, eucalipto, palo de Ho y menta de campo.

Comprando el jarabe de invierno de Pranarom (lo tomamos cuando nos empezamos a resfriar o tener mal de garganta, tanto Alex, como mis padres, mi tieta y yo) nos regalaron una pequeña muestra de solución defensas naturales, que contiene aceites esenciales de eucaliptus globulus para el mantenimiento de las defensas naturales. Contiene aceites esenciales de lavandín súper, palo de Ho, eucalipto radiata, niaulí, romero, eucalipto blanco, ravintsara, menta piperita, clavo de especias y árbol de té. La solución defensas naturales se puede emplear como uso oral, masaje, difusor o inhalación. Tenéis que consultar el prospecto para consejos más detallados. No utilizar durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 3 años (imagino que se refiere al uso oral o contacto con la piel, pero por favor, en caso de estar en estas situaciones, PREGUNTAR AL FARMACEUTICO, MÉDICO O DIRECTAMENTE A PRANAROM.

Hace poco, me compré también los aceites esenciales de verbena exótica, bergamota y lavanda. Cada noche me pongo unas gotitas de aceite esencial de lavanda en la barriga y la masajeo.

Pues eso, quería explicaros lo que llevo haciendo desde hace tiempo, espero que os haya resultado útil la entrada sobre aceites para difusión. Yo enciendo el difusor por la mañana a primera hora, pongo unas 8 gotitas del aceite o mezcla que me apetezca, y ya tengo la sala del comedor con un olor irresistible, con un aroma acogedor. Incluso llega a la puerta de la entrada de casa.

¿Vosotr@s tenéis difusor? ¿Cuáles son vuestros aceites esenciales preferidos?

No se debe difundir la habitación de niños menores de 2 años. Ante cualquier duda, mejor consultar en vuestra farmacia de confianza.

*Quiero aclarar que Pranarom no me ha pagado nada, es simplemente lo que utilizo

Os dejo un poco de información de un folleto que me dieron en un congreso sobre consejos prácticos para pacientes oncológicos con aceites esenciales y vegetales de Pranarom:

"Es bien conocido que los tratamientos oncológicos producen una gran variedad de efectos secundarios. Los aceites esenciales, con su gran poder hidratante y protector de la piel, constituyen unos activos muy interesantes para tratar de paliar estos efectos. Además, son extractos completamente naturales. 

Para asegurar su eficacia debe escogerse aceites esenciales quimiotipados y aceites vegetales vírgenes. Y antes de emplearlos es preciso conocer bien su modo de uso y pedir consejo a un experto en aceites esenciales ante la mínima duda. 

CUIDADO DE LA PIEL

Hidratación

Éste es el primer paso en el cuidado de la piel ante fuerte agresiones, tanto de la quimioterapia como de la radioterapia. Los aceites vegetales aportan una hidratación muy completa, incluyendo ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes. 

Consejo práctico: Aplica en la piel humedecida, una pequeña cantidad de aceite vegetal de  almendras dulces, caléndula o rosa mosqueta. Masajea por toda la superficie hasta su absorción.

ALIVIO DE LAS NÁUSEAS

La sensación de náuseas durante los tratamientos oncológicos es muy habitual. Para aliviar este malestar es aconsejable tomar 2 gotas de cualquiera de estos Aceites Esenciales: Menta Piperita o Limón, un par de veces al día. Los aceites esenciales pueden diluirse en un poco de miel o azúcar (AQUÍ AÑADO YO - AZÚCAR NOOOOOOO!!!! Y MIEL, COMO QUERÁIS PERO VAMOS...PENSAD EN EL ÍNDICE GLUCÉMICO). También pueden inhalarse profundamente cada vez que se necesite reforzar el efecto.

TRATAMIENTO DE LAS LESIONES BUCALES

Aftas, hongos, úlceras vocales... Es muy habitual sufrir lesiones en el interior de la boca durante el proceso oncológico. Para reparar estas lesiones y evitar que sigan apareciendo, basta con añadir 2 gotas de Aceite Esencial de Laurel a la dosis de pasta de dientes o bien a la del colutorio en el momento de hacer la limpieza.

Nai <3

2 comentarios:

  1. Interesante blog! Tanto lo que comentas como tu historia en sí. Gracias por compartir tus experiencias :)

    ResponderEliminar