lunes, 27 de abril de 2020

Las recetas de Nai: albóndigas de tempeh con un toque de limón y nuez moscada



Hace unos días hice estas croquetas de tempeh que salieron muy ricas, no lleva ningún tipo de harina ni cereal. Las acompañé con una salsa de tomate y vino blanco que combinaban muy bien, pero vosotros las podéis acompañar con lo que más os apetezca. 

En esta receta vais a encontrar diferentes recetas dentro: las croquetas, cómo cocinar el tempeh, el "huevo" de semillas de lino y la salsa de tomate para acompañar.



INGREDIENTES PARA UNAS 20 ALBÓNDIGAS: 

para cocinar el tempeh:
-500gr de tempeh
-1 cucharadita alga wakame deshidratada
-2 cucharadas de tamari o salsa de soja
-1 taza y media de agua

para el huevo vegano: 
-2 cucharadas de semillas de lino
-6 cucharadas de agua

para el sofrito que incorporaremos a la masa:
-aceite de oliva virgen extra
-3/4 de cebolla
-cúrcuma y pimienta negra
-sal rosa del Himalaya o sal marina

para incorporar a la masa de las albóndigas: 
-pimienta negra al gusto
-sal
-pimentón al gusto
-3 cucharadas llenas de levadura nutricional
-ralladura de medio limón
-nuez moscada al gusto
-orégano
-1 cucharada de ketchup vegano saludable (si no tenéis, podéis poner salsa de tomate o concentrado de tomate).


para la salsa de tomate al vino blanco: 
-1 taza de salsa de tomate
-1/4 de vaso de vino blanco
-opcional: sal

para la decoración:
-orégano y alguna semilla


PROCEDIMIENTO:

Cómo cocinar el tempeh: 

En principio, siempre que hacéis tempeh deberías seguir este procedimiento, aunque yo, si os soy sincera, solo lo hago cuando quiero hacer croquetas o albóndigas. Para hacerlo con verduras, lo hago en plan wok. 

1. En una olla o sartén añadimos el tempeh ya cortado a trozos, agua hasta cubrir la mitad de la cantidad del tempeh, dos cucharadas de salsa tamari y el alga wakame. 

2. Fuego alto hasta que rompa a hervir, luego, fuego medio hasta que se evapore el agua. Moviendo bien de vez en cuando. Ya tenemos el tempeh listo para hacer la masa. Mientras cocinamos el tempeh podemos preparar el sofrito, lo encontráis en el siguiente punto.






3. SOFRITO. Mientras cocinamos el tempeh, vamos cortando y haciendo el sofrito. En una sartén, vertemos el aceite de oliva virgen extra, la cebolla y el ajo troceado, la cúrcuma, la pimienta y la sal. Hacemos el sofrito.



4. "HUEVO DE LINO". En un molinillo de café trituramos dos cucharadas de semillas de lino.


5. Las colocamos en un bol pequeño.


6. Añadimos las 6 cucharadas de agua y mezclamos. Dejamos reposar mientras comenzamos a hacer la masa de las albóndigas.



7. MASA DE LAS CROQUETAS. 

8. Colocamos el tempeh junto al alga wakame. Trituramos. En mi caso he utilizado la Vitamix, pero podéis utilizar cualquier procesador de alimentos o minipimer. 

9. Añadimos el sofrito. Volvemos a triturar hasta que ya no queden trozos grandes de tempeh. 



10. Añadimos el "huevo" de lino. Volvemos a triturar bien. 


11. Vertemos toda la masa en un bol. 


12. Picamos el ajo y el perejil. Lo añadimos a la masa. 



13. Añadimos al gusto la pimienta negra, la sal, el pimentón, la nuez moscada y el orégano. También añadimos las tres cucharadas abundantes de levadura nutricional. Mezclamos bien. 



14. Añadimos la cucharada de ketchup vegano saludable. Si no tenemos, podemos utilizar salsa de tomate. O podemos evitar este paso. Mezclamos bien. 



15. Añadimos la ralladura de limón, también al gusto. A mí me encanta, tanto la ralladura de limón como la nuez moscada, así que le pongo mucho de las dos cosas. Pero ya digo, a vuestro gusto. 

16. Dejamos reposar en la nevera durante mínimo 30 minutos para facilitar la formación de las albóndigas. Yo he querido evitar el uso de harinas o copos de avena, pero si queréis podéis incorporar un poco para que podáis moldear las albóndigas mejor. 

17. Formamos las bolas. Ahora también podríamos dejarlas unos 15 minutos en la nevera. 


18. SALSA DE TOMATE AL VINO BLANCO. Mientras, preparamos la salsa de tomate. Podéis utilizar salsa de tomate triturado, en mi caso utilicé la salsa que hago en verano y luego congelo. RECETA AQUÍ . En un cazo colocamos la salsa de tomate, cuando esté casi cocinada, incorporamos el cuarto de taza de vino blanco. Dejamos a que evapore el líquido y quede una consistencia espesa.

19. Freímos las croquetas. Yo no las rebocé, pero si os apetece, podéis rebozarlas con harina de garbanzo. En mi caso no lo hice. 


20. Servimos las croquetas por encima de la salsa de tomate y vino blanco.

21. Decoramos con orégano seco y algunas semillas, en mi caso, semillas de sésamo tostado.







¡ESPERO QUE OS ENCANTEN! SON MUY RICAS. PARECE UN PROCESO LARGO, PERO NO LO ES, ES MÁS DIFÍCIL EXPLICARLO QUE HACERLO :)

¡¡¡Que aproveche!!!

Nai

No hay comentarios:

Publicar un comentario