lunes, 18 de enero de 2021

Las recetas de Nai: Tarta crudivegana de pistachos (sin gluten)


Hola ;)

Ayer fue mi 9º aniversario de aquel “tienes cáncer” que tanto ha cambiado mi vida y decidí probar a hacer un pastel crudivegano de pistachos. Ya lo tenía en mente desde hace unos días y en Turquía me hice con pistachos sin piel que sabía que irían destinados a esta tarta. 

Si me seguís en las redes sociales sabréis que para Reyes hice un tortel crudivegano siguiendo la receta que publicó Carla Zaplana en su Instagram. La crema de anacardos era espectacular así que decidí adaptarla para mi pastel de cáncer-aniversario. Le quité la vainilla y le añadí pistachos, y tripliqué las cantidades. 

Bueno, os dejo la receta y antes un vídeo mientras lo preparaba. La Vitamix me hizo enfadar un poquito, igual que cuando hice el tortel, porque tengo la versión pequeña y tiene la base muy estrecha lo que dificulta triturar los anacardos en remojo sin ningún líquido añadido. Pero bueno…Al final lo conseguí. 


Os recuerdo que ya está a la venta mi libro Cáncer, la penúltima palabra y que lo podéis comprar en este enlace.


Aquí tenéis el video de cuando hice el pastel y a continuación encontraréis los ingredientes y el paso a paso. 

INGREDIENTES:

Para la base:

300gr de pasta de dátiles medjoul (si no conseguís pasta, los trituráis)

4 puñados de copos de avena sin gluten

4 puñados de pistachos

Para el relleno:

-3 tazas de anacardos remojados durante 30 min en agua caliente. Escurridos.

-3 cucharadas de aceite de coco

-sirope de agave al gusto (ir probando hasta que os guste el dulzor de la crema)

-2 puñados de pistachos

-1/2 taza de leche vegetal

Para decorar yo utilicé: 

-2 puñados de pistachos 

-rosas secas

-otras flores secas

Pero podéis utilizar también: nibs de cacao, coco rallado, o cualquier otro elemento decorativo. 

PASO A PASO:

BASE:

1. Ponemos la pasta de dátiles en un plato. Si no tenéis pasta de dátiles, trituráis los dátiles hasta formar una pasta.

2. Añadimos los copos de avena, mezclamos.

3. Trituramos los pistachos (que queden de distintos tamaños, así que poco tiempo será suficiente. Mezclamos

4. Cubrimos el molde con papel de horno o papel vegetal (el mío es de 22cm, os lo recomiendo de tamaño más pequeño o máximo de 22). Tanto el fondo como los laterales, para que sea más fácil desmoldear. 

5. Colocamos la mezcla de dátiles, avena y pistachos en la base del molde y aplastamos hasta cubrir todo el fondo. 

RELLENO:

6. Trituramos los anacardos poco a poco, añadimos el sirope, la leche vegetal y el aceite de coco. Poco a poco trituramos (hasta mi Vitamix me hizo enfadar…). Probamos si queremos poner más sirope o el dulzor ya nos convence. Trituramos hasta que quede una crema sin grumos.

7. Ponemos una primera capa de “crema” encima de la base de dátiles. 

8. La otra parte la reservamos en nuestra batidora y añadimos dos puñados de pistachos para que coja una tonalidad más verde. Este paso es opcional, si queréis podéis poner los pistachos antes y hacerlo todo del mismo color, porque, sinceramente, tampoco se observa el cambio. Dicho esto, ponemos toda la “crema” en el molde. 

DECORACIÓN: 

9. Decoramos el pastel al gusto. Os aconsejo que trituréis los pistachos (yo utilicé el molinillo de café porque tenía la batidora sucia… Y me gustó mucho como quedo. Le puse también unas florecitas para infusión que compré en Turquía y rosas para infusión, también del mismo país. Pero podéis hacerlo al gusto. Los pistachos los tenéis que utilizar si o si porque quedan geniales y deliciosos. 


Espero que os guste :)

Nai

No hay comentarios:

Publicar un comentario